viernes, 30 de octubre de 2009

La Misión


"Hay gente dispuesta a conocerte. Deberás extremar al máximo tus aptitudes de guía, deberás ser sabia, cauta y celosa de los secretos que te dicen; no des pautas, no cuentes chismes, haz de tu misión el motivo fundamental de tu vida y Yo haré por ti lo que tú quieras. Deberás oír tu corazón, tu conciencia; deberás meditar en la finalidad de la misión que te impusimos. Has pasado el primer examen y deberás pasar muchos más. Éste es el comienzo de tu historia: lo que pasó y que fue malo, pasó. De aquí en más nada malo te sucederá si sigues nuestros pasos.
No es sólo lo que eres sino lo que aparentas que eres. Si pareces una persona calma y tranquila, los demás encontrarán en ti paz y tranquilidad; por el contrario, si te ven violenta e irascible, no se acercarán a ti con confianza. Cuando alguien tiene fe en que algún ser exterior moverá su mano, lo más probable es que Yo se la mueva. Ahora, si esa persona es reticente a dejarse guiar, tal vez Yo también me muestre reticente a mover la mano."

2 comentarios:

DELCAR dijo...

Ya lo sabes Laurita, "aptitudes de guía", adelante!!
Besossss!!

Laura E Babyaczuk dijo...

Que el Universo nunca suelte tu mano...